Alemania los temores de Angela Merkel

27 Jun

 

armando romero

Corresponsal Sin Frontera

 

 

 

La crisis del modelo capitalista comienza a expandirse por toda Europa […] Alemania tiene razones históricas para preocuparse, sus autoridades están monitoreando a sus ciudadanos, en especial a los grupos de emigrantes y la población joven alemana. Específico interés han puesto en las redes sociales […] El Bundesnachrichtendienst ha puesto atención a los movimientos sociales en América Latina, a los acontecimientos en España, Grecia y los países árabes.

Los Servicios Secretos alemanes revisan cada vez más mails sólo porque contienen lo que ellos entienden por palabras sospechosas como “bomba”, “atentado” o “misil”, según informaba el popular diario “Bild”, que citaba un informe del Bundestag (Parlamento alemán). La noticia no ha sido desmentida, más bien asumida con cierta naturalidad.

merkelEl gobierno alemán se muestra dividido sobre el hecho de que la policía política vigile a los diputados del Bundestag. Der Spiegel reveló que 27 de los 72 diputados de Die Linke, más de una tercera parte de todo el grupo parlamentario, incluida la vicepresidenta del Bundestag, Petra Pau, son objeto de vigilancia […] esta misma policía política que adopta una actitud de indiferencia ante el accionar de los grupos neonazis. Estamos frente a una cultura del filonazismo , que va recogiendo parte del desencanto de los ciudadanos. Los altos costos de los rescates europeos son muy impopulares en Alemania, donde el grupo de personas contrarias es muy trasversal y va de la extrema izquierda a la extrema derecha pasando por los pequeños y medianos empresarios.

Para el rescate del euro, Alemania se compromete a garantizar el pago de un total de 310 mil millones de euros, según un informe del gobierno filtrado hoy por el diario financiero Handelsblatt.

El pueblo  me comentaba una corresponsal alemana: “Somos el resultado de nuestro pasado. El daño que hizo el nazismo está grabado en el cuerpo de nuestros padres y abuelos” Recordé esa Alemania de los 80 y 90 […] desde esta mirada irreverente de mi perro […] observa el despertar de los estudiantes, que no le temen al sistema y han mantenido en el tiempo sus movilizaciones por una educación de calidad y el termino al lucro.

A fines de los 60 los movimientos estudiantiles sacudieron las estructuras de los estados burgueses en América Latina y dio pies a la izquierda radical en Alemania.

A principios de agosto de 1999 el Reichstag aún no había sido inaugurado como nuevo parlamento de la Alemania reunificada y estaba abierto al público. Durante el día había largas colas amenizadas con música clásica […] por suerte el horario de visita se prolongaba hasta bien entrada la noche.

El viejo parlamento de los tiempos del IIº Reich había sido modernizado según un proyecto de sir Norman Foster que sustituía la vieja cúpula desaparecida por una mayor y transparente. El recorrido habilitado para los visitantes y turistas serpenteaba por el edificio, incluyendo un corredor donde la restauración había respetado las pintadas hechas por los soldados soviéticos en 1945. la alemana con la que hice la visita me explicó que el azul de los sillones había sido “creado” por Foster especialmente para la ocasión.

Leyendo “El día que acabó el siglo XX” de J. M. Martí Font descubrí su identidad. Se trataba de Wolfgang Schäuble, ministro del interior del gobierno Kohl. Había recibido un disparo poco después de que un grupo de cuatro generales de la Stasi hubieran lanzado a través de la televisión una oferta de “convencer” a sus antiguos agentes que se entregaran a cambio de amnistía y pensiones para los oficiales de la Stasi. El ataque a Schauble se atribuyó a un loco solitario. Eran tiempos convulsos en los que incluso reapareció la Rote Armee Fraktion (Fracción del Ejército Rojo) asesinando al presidente de la Treunhandanstalt, la comisión encargada de liquidar las empresas públicas de la RDA.

 

250px-RAF-Logo.svgLa RAF surgieron en Europa post-mayo del 68. Las revueltas estudiantiles no habían dado paso al alzamiento del proletariado y dentro de la izquierda radical algunos decidieron que había que dar un cambio más radical. Durante el fin de los años 60 Alemania Occidental fue escenario, como gran parte del

mundo democrático, de protestas estudiantiles violentas desde posiciones socialistas

radicales. Se abogaba así por un cambio fundamental en la estructura consumista de una

sociedad que los jóvenes consideraban autoritaria y sospechosa de los más terribles

crímenes, que pretendían ocultar bajo los auspicios de una paz y sociedad del bienestar

hipócritas.

 

En Alemania el punto de arranque fue anterior, la muerte de un estudiante por los disparos de la policía durante las protestas por la visita del sha de Persia a Berlín Occidental en junio de 1967. Un grupo de cuatro estudiantes decidieron pasar a la “acción” prendiendo fuego a varios grandes almacenes. Tras ser detenidos en junio de 1968 el juicio fue cubierto por una periodista, Ulrike Meinhof, que había estado publicando artículos elogiosos hacia el grupo en la revista konkret. Dos miembros del grupo, Andreas Baader y su novia Gudrun Ensslin, consiguieron huir de la justicia. Baader fue detenido en abril de 1970. Pero el 14 de mayo Ulrike Meinhof, que se había unido al grupo, participó a tiro limpio en una nueva fuga de Andreaas Baader. A partir de ese momento para la policía el grupo se convirtió en la Baader-Meinhof Bande.

 

No mucho tiempo después una encuesta reflejaba que el 20% de los alemanes debajo de los 30 años sentía “una cierta simpatía” por el grupo. En el verano de 1971 Alemania fue empapelada con 7 millones de carteles de “Se Busca”, lo que convirtió al grupo en omnipresente en las calles alemanas. El cartel policial se convirtió en la mejor propaganda del grupo. En la primera fila, destacando los líderes del grupo, había tres hombres y dos mujeres intercalados. El resto de fotos mostraba casi igual número de fotos de mujeres como hombres. Sin querer, o a sabiendas, el cartel daba a entender que en la conservadora y machista Alemania […] estos jóvenes burgueses idealistas desafiaban al estado alemán y a su sociedad.

ffffEl 1 de junio de 1972, tras la mayor operación policial de la Alemania Democrática,

Andreas Baader, Jan-Carl Raspe y Holger Meins fueron detenidos. Gudrun Ensslin fue

arrestada una semana más tarde y Ulrike Meinhof fue capturada poco después. Sometidos a torturas psicológicas, confinados a largos aislamientos […] la historia tuvo un desenlace fatal para esto sujetos, que abrazaron un ideal revolucionario dentro del contexto de la llamada guerra fría […] Hoy nuevas generaciones de jóvenes alemanes menos dogmáticos, son un peligro latente para el gobierno alemán […] un movimiento social empoderado, capaz de desatar los vientos de la rebelión contra los causantes de la crisis que comienza a vivir los pueblos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: