Asamblea Por La Soberanía y Justicia Social

7 Ago

 

 

 

Este SÁBADO 18 DE AGOSTO DE 2012,

11 HORAS, CASA BOLÍVAR, BRASIL 658

Se ha de realizar un encuentro de

La izquierda revolucionaria

Convocada por diferentes organizaciones

afiche-18-de-agosto.

[…] los movimientos sociales han logrado empoderar sus demandas sectoriales, territoriales […] los temas de la calidad de vida, ante las contaminaciones causadas por la depredación empresarial. Las demandas estudiantiles, las movilizaciones de la clase trabajadora, el levantamiento de la Nación Mapuches, junto a las movilizaciones poblaciones, pescadores […] plantean un nuevo escenario de las demandas populares.

Chile muestra una económica sustentable, a costa de la explotación del modelo de mercado, impuesto por la dictadura militar […] desde la clase política se articulan pactos, para preservar las granjerías obtenidas mediantes los acuerdos de la llamada transición […] repartiéndose cuotas de poder. Las elecciones municipales tendrán un alto porcentaje de abstención, será una clara señal de rechazo a esta clase política y el modelo de mercado.

La atomización de la izquierda revolucionaria, la dispersión de grupos anti sistema y otros actores sociales, han permitido en cierta forma partidos reformistas y socialdemócratas, hayan logrado canalizar una buena parte, de ese pueblo que en los 80 se levantara contra la dictadura de Pinochet. En este escenarios se hace urgente, la unidad del pueblo y ser capaz de levantar un referente político, que recoja ese legado histórico de la izquierda chilena […] en este sentido, sabemos que han existidos diversas iniciativas, que por diferentes razones han quedado sólo en las buenas intenciones […] para lograr esa unidad, se requiere gestos de generosidad y capacidad de posponer sus propios intereses políticos.

Desde el campo popular se ha convocado a la Segunda Asamblea Por La Soberanía y Justicia Social, una instancia de articulación de esa unidad tan necesaria […] como reportero no puedo ser imparcial […] asumo esta convocatoria como un espacio de reflexión, de discusión y elaboración de una estrategia unitaria del campo popular.

 

<” “Si fuéramos capaces de unirnos, qué hermoso y que cercano sería el futuro”.

ERENESTO CHÉ GUEVARA, 25 DE MAYO DE 1962.

Y es que incluso se siente como una necesidad Histórica.  Se percibe en las conversaciones de las oficinas, de los centros comerciales, de la calle.  Se escucha en las conversaciones de los bares, en los estadios, en las plazas.  Lo podemos escuchar en las marchas, en las consignas.  Lo gritan los Estudiantes con mucha fuerza y decisión, a lo largo y ancho de todos los Territorios.  Lo podemos leer en los muros, que son el verdadero medio de comunicación de los desposeídos, de los explotados, de los oprimidos.  Lo podemos escuchar en las conversaciones de los hogares, de las familias.  Lo podemos apreciar en el rostro de los que viajan en el Metro o el Transantiago.  Lo podemos sentir cada vez que nos juntamos con los amigos, las amigas.  Se ha vuelto un grito incontenible: O nos unimos o nos convertimos lisa y llanamente en esclavos del puñado de familias que ostentan el Poder en Chile.  O como decían los Antiguos: se es yunque o se es martillo.”>

En este gobierno los estudiantes, los pescadores, los trabajadores y los movimientos sociales, no son escuchados en sus demandas. Para los empresarios las puertas abiertas, no es vano es el gobiernos de los amos del dinero […] un paraíso para el capital foráneo, lo vemos en la minería, en los servicios estratégicos, a manos de los rábulas capitalista de las transnacionales […} Allende lo denuncio en su momento y supo dar dignidad al pueblo chileno, con el acto de derecho de nacionalización del cobre.

<”  Y por dónde empezar, qué fórmulas aplicar, cuáles los caminos, para poder lograr la ansiada y necesaria Unidad.  La respuesta, obviamente, ha de corresponder a un proceso ininterrumpido de la práctica real que logremos instalar, es decir, de la capacidad que vayamos logrando para intervenir en todos los foros de la formación social.  Y la respuesta la estamos encontrando en la acción conjunta, en la reconstrucción de las confianzas, en la simbiosis de los saberes, en el andar cotidiano de ir respondiendo a las embestidas de quienes nos someten y doblegan, intentando silenciar la legítima protesta social, la rebeldía de quienes quieren seguir siendo Seres Humanos, preservar la Naturaleza y vivir la Felicidad ahora, no en un futuro indeterminado, como una profecía que jamás se ha cumplir y que nos vuelve autocomplacientes, que nos paraliza.  En definitiva, avanzar desde lo más simple hacia lo más complejo. “>

Tenemos claro ese diagnostico, pero pareciese que somos incapaz de reaccionar, de tomar esas banderas de lucha, asumiendo lo que Luciano Cruz planteaba “ agitación popular directa”

<”  Y es que nos encontramos todavía en un período difícil, especial, en donde tenemos que luchar en contra de la más implacable despolitización, que lleva ya 39 años, además de un profundo “apagón cultural” y a lo que tenemos que sumar los efectos envolventes, enajenantes, de los sueños plásticos entregados en módicas sumas mensuales, las llamadas “delicias del capitalismo” al alcance de todos, que luego se tornan feroces pesadillas.  Y no se trata de ir “a las masas” con un discurso mesiánico o con una conceptualización avanzada, de vanguardia, que sólo es entendible por especialistas.  Tampoco se trata de bajar la guardia y comenzar a hablar el lenguaje de los que dominan.  Tal vez el camino, y que ya ejercitan muchos y muchas a través de sus Organizaciones o No Organizados, es fundirse con las problemáticas concretas de cada espacio geográfico, Territorial, sectorial y desde allí empujar en la generación de conciencia, de provocar la adopción de los intereses de los desposeídos, los marginados, los explotados.

    Y es que los luchadores/as sociales, los Militantes, los Activistas, los dirigentes sindicales y estudiantiles, son parte de los que luchan, son parte de quienes sufren el peso de un sistema depredador, no son “agentes de la KGB” o extraterrestres.  Son precisamente la franja que tiene el deber de extender, ensanchar, multiplicar, la fuerza social por los cambios fundamentales.  Son los llamados a poner los primeros ladrillos sobre los que tenemos que construir un poderoso dique que contenga la escalada sin precedentes de los poderosos que pretenden despojarnos de todas las libertades públicas, que buscan entregar todas las riquezas naturales a las trasnacionales, que pretenden volver todo “un vil elemento del precio al contado…o al crédito.  Y es que nos fuimos acostumbrando a pelear en forma fragmentada, separada, aislada.  Nos fuimos encapsulando en nuestro trabajo específico.  Porque podemos avanzar en el trabajo conjunto, pues nos topamos en algunos espacios, apostando a potenciar nuestros esfuerzos, sin por ello bajar las banderas, los símbolos, sino que provocando su articulación.  Sin embargo, desde 2011 las perspectivas develan un giro, una inflexión, que tenemos que aprovechar.  Y sin embargo se mueve: se están instalando coyunturas en donde ha primado la coordinación, por ejemplo, para el 11 de julio, Día de la Dignidad Nacional y este 04 de agosto Día de los Movimientos Sociales.  Y es que tenemos que dar continuidad a las luchas sociales, a las demandas sectoriales, y es que tenemos que Unirnos para luchar por lo nuestro, por lo grande y sepultar este Reino del Todavía.”>

Al recorrer Chile nos vamos encontrados, con ese movimiento social organizado, que irrumpe con tomas de caminos y enfrentamientos con las fuerzas represivas. Es una lucha por demandas puntuales, pero que en su conjunto tienen un denominador en común […] el modelo de la economía de mercado.

<” Y porque sabemos, o sospechamos, que no todos y todas se movilizan por tal o cual Demanda, por más fundamental y estratégica que nos parezca.  Tal vez esa fórmula de enlazar las demandas mínimas, con las transitorias y las máximas, pues de lo que se trata es de generar un vasto movimiento democrático popular, que sea capaz de poner en movimiento a millones, que sea tan poderoso que nos permita construir la Soberanía en lo político, lo social, lo económico, lo cultural, lo energético, lo jurídico.  Un Movimiento por la Soberanía que sólo confíe en las fuerzas que vaya construyendo.

Y es que la tarea es posible, sólo falta de nuestra gen

erosidad, de nuestra disposición, de nuestras convicciones, de nuestra consecuencia.  Porque en esta Iniciativa sólo cabe el trabajo, el trabajo cristalizado, sólo cabe el amor que tenemos por la causa de la Liberación Humana y Social, sólo cabe la ternura que no nos pueden arrebatar los poderosos, sólo cabe la imaginación y la alegría de trabajar por un proyecto compartido, colectivo.  Aquí no existe el espacio para el cansancio, el tedio, el desanimo, el desencanto.   Porque no nos han arrebatado las ganas de seguir peleando por lo nuestro.

Fraternalmente, Comando por los Derechos Sociales y Populares (CODESOPO).

¡SÓLO LA LUCHA Y LA UNIDAD NOS HARÁN LIBRES!

¡QUE LA HISTORIA NOS ACLARE EL PENSAMIENTO!

PORQUE EN CADA AGOSTO RENACE LA ESPERANZA.

AGOSTO 07 DE 2012. “>

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: