EL AGUA UN BIEN PUBLICO Y UN DERECHO ESENCIAL

10 Feb

 

images (2)

 

Armando Romero

Reportero Sin Frontera

 

 

 

Los gobiernos de la concertación terminaron por privatizar los recursos naturales, con esa excelencia de gestión administrativa del modelo económico, impuesto por Pinochet. Los recursos hídricos y derechos de agua, fueron entregados a las empresas transnacionales…ese capital foráneo ávido de usufructuar de los recursos naturales de Chile, a lo cual se refiriese Salvador Allende en su último discurso. Lo que la dictadura no se atrevió, los presidentes de la concertación lo realizaron sin ningún escrúpulo… 

images (1)Vemos a la gente con baldes y botellas haciendo fila, para llevar un poco de agua a sus casas, que imágenes más indignas, pobladores resignados a los designios de los amos del dinero. Vienen a mi mente los recuerdos Cochabamba, en esas revueltas callejeras, que pusieron al gobierno boliviano y las empresas de rodilla, ante la firmeza de un pueblo alzado en rebelión.

 

gagua8
En Abril del 2000, durante casi una semana el poder del Estado prácticamente desapareció en el valle de Cochabamba; la ciudad estaba tomada por la multitud y las carreteras totalmente bloqueadas, a pesar del estado de sitio decretado. El Estado estaba asustado con la impronta cochabambina, y tuvo que retroceder, accediendo a la demanda de anulación del contrato de concesión con el consorcio transnacional “Aguas del Tunari” y la modificación de la Ley de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario. Luego de quince años de neoliberalismo, un movimiento social urbano rural había logrado detener la estrategia de disciplina miento capitalista desplegada con el ajuste estructural.

05_guerra_agua7

En Bolivia el movimiento contra la privatización de servicios de agua, lleva años de sostenida movilización y organización, con costos de vidas humanas, en lo que fueron las manifestaciones callejeras en La Paz y El Alto…que gran diferencia acá en Chile, no se fue capaz de articular un movimiento ciudadano en defensa del agua. Sólo algunos grupos ambientalistas, que carecen de credibilidad y sin poder de convocatoria.

En el movimiento de Cochabamba encontramos cinco temas que deben ser considerados por futuros movimientos sociales en la resistencia al neoliberalismo; primero, la articulación entre la escala local y global de las resistencias; segundo, la importancia de introducir formas de protesta que permitan un acceso efectivo a los media; en tercer lugar, el valor de la información como dispositivo de resistencia; el cuarto aspecto se refiere a la necesidad de reivindicar una ética del bien común y el apoyo mutuo en la resistencia anti neoliberal; por último, la recuperación de la democracia como mecanismo para construir una sociedad autónoma.

images (4)

Articulación Local y Global…la importancia de lo territorial, como instancia de organización. Los acontecido en Puerto Aysén, en Freirina y las historia del movimiento campesino, poblacional y sindical en las décadas de los 60 y 70 en Chile, no habla de una tradición y capacidad de organización, hoy olvidada.

En los diferentes foros y encuentros de los pueblos, en los trabajos de comisiones temáticas, siempre termina discutiendo sobre los mismos temas, pareciese que no se avanza, o en el peor de los casos no se avanza.  Hoy, el capitalismo global no solo carece de centro, es móvil y flexible, sino que además el Estado está perdiendo muchas de sus características soberanas (Hardt y Negri 2000), por tanto la resistencias anti capitalistas deben imaginar dispositivos que tomen en cuenta estas nuevas condiciones; una de ellas es la necesidad de articular las luchas locales a las globales. Si la soberanía del Estado – nación está en crisis, pues las decisiones cada vez más son tomadas en una escala transnacional, los movimientos sociales, para que sus luchas sean eficaces frente al Poder, no pueden circunscribirse a la escala local.

Bolivia los movimiento sociales y sindicales han sido poderosos, de cierta forma la visión del Che no fue equivocada, supo leer el contexto histórico, por sobre el pragmatismo ideológico de la izquierda ortodoxa pro soviética… no resulta extraño que hoy, este movimiento sea reconocido a nivel mundial…   En Abril del 2000, durante las protestas antiglobalización capitalista en Washington, Oscar Olivera, portavoz de la Coordinadora fue recibido como héroe, pues veían en el movimiento de Cochabamba un ejemplo de resistencia exitosa a las transnacionales y el gran capital, la evidencia de que es posible una lucha anti neoliberal victoriosa. Acá en Chile se tiende a miran en menos, el movimiento social de Bolivia, al menos por parte de esa misma izquierda anquilosada entre cuatros paredes, aferrada al poder burgués.

 images (6)

Las luchas sociales en Bolivia, desde la Revolución de 1952, han estado inspiradas por las formas de protesta y resistencia alrededor de la Central Obrera Boliviana (COB), organismo matriz de los trabajadores bolivianos, fundamentalmente la huelga general, y de la Confederación Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSTCB) y sus tácticas de bloqueo de caminos (García Linera 2000; Zavaleta Mercado, 1986). Estos dispositivos se enmarcaban en la tradición insurrecciona lista de los movimientos sociales bolivianos (Cossio 2000). 

El movimiento de la Coordinadora, si bien recupera estas formas “clásicas” de protesta, particularmente el bloqueo de caminos y la huelga general, estas fueron reinventadas dentro otros elementos novedosos de protesta y acción directa, caracterizados por su espectacularidad, de gran impacto en los medios de comunicación, característica de los movimientos sociales en las nuevas condiciones en las que se despliega el capitalismo global (Castells 1997:12). Entre las más importantes se pueden citar: la convocatoria a la “toma simbólica de Cochabamba”, “quema pública de facturas de agua” en la plaza de Armas, “graffitis” en las paredes de la ciudad, “mítines de protesta” los días martes en la Plaza de Armas, la “Consulta Popular”, el “cerco de la Prefectura” por la multitud o la “concentración festiva de Carnaval”.

images (5)

Al inicio del conflicto, la Coordinadora constituía un actor ignorado por el Estado, los medios de comunicación y el sistema político en general; pero estas acciones obligaron a los demás sectores a reconocer al movimiento, logrando que la Coordinadora tenga una gran presencia en los medios de comunicación, y mostrando un manejo diferente de los medios a los que están acostumbrados los movimientos sociales en Bolivia. 

Vivimos en una época en la cual los medios de comunicación constituyen sujetos…sino se aparece en la televisión, no existe, pareciese ser la premisa…esta realidad mediática, fue entendida a cabalidad por los dirigentes sociales, transformando a las herramientas de comunicación, como instrumento de lucha…   Los medios de comunicación se vieron sorprendidos y seducidos ante las acciones espectaculares realizadas por el movimiento, e informaban a la población constantemente sobre los hechos. 

Por otro lado, se observó una novedosa utilización de las nuevas tecnologías de información: fax y correo electrónico para enviar y recibir mensajes, celulares para comunicación entre los líderes del movimiento (urbano y rural) durante momentos de bloqueos y enfrentamientos con la policía, información en páginas web para denunciar la situación, recuperación de información de la web para argumentar en las negociaciones y contar con noticias actualizadas sobre la problemática y redes de solidaridad en la web. En fin, seguramente la guerra del Agua de Cochabamba constituye la primera revuelta en la era del Internet, en Bolivia.

Esta realidad bien la supieron los pobladores de Puerto Aysén, no así en Freirina, donde la información fue monopolizada por ciertos intereses ideológicos, a manos de un determinado colectivo, que permaneció en la sombra del movimiento. Distorsionado la información, que fue controlada por ciertas personas. En Puerto Aysén la información no fue coartada, más bien compartida desde los diferentes medios de prensa alternativos.

  … lo primero es saber qué es lo que sucede, esto es información, sin ello no se puede hacer mucho, “es imposible oponerse…si no sabes si existe”

El neoliberalismo es una estrategia política orientada a destruir las estructuras comunitarias, basadas en el bien común, la solidaridad y el apoyo mutuo, valores sociales opuestos a la disciplina individualista del mercado (Bourdieu, 1998). El Ajuste Estructural boliviano no solo debilitó a las organizaciones populares, particularmente a la otrora poderosa Central Obrera Boliviana, sino también está minando la existencia de los sistemas comunales y/o asociativos de acceso a los recursos naturales y sus servicios, promoviendo la lógica individualista del capital, considerando estos recursos como bienes económicos, susceptibles de ser comercializados en el mercado. Por su parte, la privatización de los servicios públicos está introduciendo principios de mercado en su administración, como la “recuperación total de costos”, y convirtiendo a los usuarios de los servicios en clientes.

En Chile la dictadura supo destruir los cimientos de la organización campesina y obrera…con la concertación se institucionalizo el modelo económico, fomentando la cultura del individualismo.

La Guerra del Agua escarbó la posibilidad de dotar a la democracia de su original sentido anti autoritario: como dispositivo y fuerza creativa de la multitud (Hardt y Negri 2000), para construir una sociedad autónoma (Castoriadis 1996). El movimiento de Cochabamba ha mostrado la voluntad ciudadana por tomar decisiones, particularmente en temas que están íntimamente relacionados con su vida diaria, su subsistencia, y el agua es uno de ellos; la gente desea ser protagonista en la definición de políticas y no solamente ser víctima de ellas; ellos quieren fiscalizar las acciones de sus gobernantes y las compañías privadas, hoy dueñas de los servicios públicos, y no sufrir solamente sus efectos perversos producto de medidas inconsultas: corrupción, autoritarismo y pobreza. Como decía otro representante de la Coordinadora en una concentración: “…no queremos que nos traigan planes prefabricados o que cuatro empresarios se reúnan para decidir qué vamos a hacer; son ustedes y nosotros, todos en conjunto que vamos a solucionar el problema de agua en Cochabamba…” (Saul Soria).-

En Chile la recuperación de los recursos naturales, no pasa y jamás pasara por los partidos políticos, ya que estos son parte de esa clase política, que subsiste en el poder burgués…son las organizaciones populares, los movimientos ciudadanos y la lucha del pueblo mapuche, los llamados a levantar un poderoso movimiento, que convoque a un sostenida movilización y rebelión. El agua es un bien público y un derecho esencia… 

 

images (3)  

                                                                                               1g2pcC.Em.84

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: