LAS DEMANDAS BOLIVIANAS A 134 AÑOS DE LA INVASIÓN CHILENA AL PUERTO DE ANTOFAGASTA

14 Feb

 

 

 

 

 

ARMANDO ROMERO

 

REPORTERO SIN FRONTERAS

 

 

 

564359

Hacía poco que se había firmado en Lima, el 23 de enero de 1865, el Tratado de Unión y Alianza Defensiva y el de Conservación de la Paz, entre las Repúblicas de Bolivia, Estados Unidos de Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Salvador y Estados Unidos de Venezuela; concurriendo por Bolivia el Plenipotenciario don Juan de la Cruz Benavente y por Chile don Manuel Montt. El objeto de los tratados no podía ser más loable: garantizarse mutuamente su independencia, su soberanía y la integridad de sus territorios respectivos, y el de Conservación de la Paz, que los comprometía a no hostilizarse y no acudir al empleo de las armas como medio de resolver sus diferencias.

La política exterior de Chile, estaba sujeta a los intereses foráneos, del capitales británicos…la llamada guerra del Pacifico, fue desde sus comienzo una alevosa invasión, a territorios boliviano.  

El 14 de febrero no es necesariamente una fecha de amor y amistad en Bolivia, hace 140 años las tropas chilenas (a cargo de E. Sotomayor) ocuparon el puerto salitrero de Antofagasta tomando como pretexto la expropiación de la Compañía Salitrera y Ferrocarrilera de Antofagasta de capitales anglo-chilenos, la crisis entre el estado boliviano y “La Compañía” se inicio porque ésta no aceptó pagar el impuesto de los 10 centavos por quintal de salitre exportado desde Antofagasta, dicha contribución violaba el tratado de 1874 (Walker Martínez-Baptista) entre Bolivia y Chile donde el primero se comprometió a no aumentar los impuestos existentes que afectaban a los capitales chilenos por 25 años. La precaria política interna y exterior de Bolivia, en ese tiempo los llevo a incurrir en errores, de cierta forma engañados por políticos, que tenían sus propios interés…pero esto en nada justificaba, la invasión de tropas chilenas en Antofagasta, que se encontraba a merced de la superioridad chilena.

El gobierno chileno, acude prontamente en defensa de los intereses, de empresarios chilenos y británicos, sin previa declaración de guerra desembarca en Antofagasta, las tropas boliviana son ampliamente superadas, que no presentan mayor resistencia. Se da comienzo a las mayores atrocidades, cometidas por un ejército de ocupación.

Las demandas bolivianas están sustentadas, en la legitimidad de territorios que les fueron, usurpados por la fuerza, con argumentación de incumplimiento del artículo IV del tratado de 1874, situación que fue manejada comunicacionalmente en esa época.

La arbitraría detención de los soldados bolivianos, que ingresaron a territorio chileno, cuando efectuaban procedimientos de persecución a contrabandista de vehículos robados, es un conflicto que el gobierno chileno, ha dejado fuera de las esferas diplomáticas. Aduciendo la supuesta independencia de los poderes de estado, un doble discurso del gobierno del empresario Piñera, que no se aplica en el caso del conflicto mapuche, donde ejerce presiones sobre el poder judicial.

 Ante el nuevo impasse entre Chile y Bolivia por la detención de tres militares bolivianos en el país vecino, el representante de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Onudd), César Guedes, pide a ambos países buscar una solución a este tema… "Ambos países tienen que estar claros de este tipo de acciones y colaborar, aparentemente es una frontera amplia desértica se puede perder un poco la orientación, pero compete a las autoridades de ambos países ver que paso dar y tratar de solucionar este impase y seguir trabajando de manera conjunta porque estas actividades ilícitas afectan tanto a Chile como a Bolivia", manifestó el representante de las Naciones Unidas.

De acuerdo con el Gobierno, los dragoneantes Alex Choque (19), Augusto Cárdenas García (18) y José Luis Fernández Choque (18), quienes realizaban un operativo el pasado 16 de enero, en inmediaciones de la quebrada La Queka (Bolivia), incautaron dos vehículos indocumentados y un tercer vehículo quedó bajo la custodia de los uniformados.

Lo esperable sería un gesto de política exterior, de parte del gobierno chileno. Devolver a su país a los soldados bolivianos. Las demandas históricas de Bolivia, tienen un nuevo elemento de peso, para acusar a Chile, de incumplimientos de los tratados internacionales, transformando este hecho, en un tema de Estado. A las 8.00 de hoy (hora de Bolivia), en la Plaza Murillo de La Paz, el Presidente Evo Morales encabezará una inédita ceremonia. El mandatario decidió utilizar la conmemoración de los 134 años del desembarco de tropas chilenas en el puerto de Antofagasta -el 14 de febrero de 1879, y que significó el inicio de la Guerra del Pacífico-, para relanzar su ofensiva contra Chile en busca de una salida al mar.

Las autoridades chilenas, han perdido la oportunidad de hacer un gesto de política exterior, haciendo entrega a las autoridades bolivianas de los soldados.

 

La arremetida de Morales se suma a la tensión creciente que se instaló entre Santiago y La Paz, a propósito de la detención de tres militares bolivianos en Colchane, Región de Tarapacá, luego de que cruzaran la frontera armados. En su estadía en Chile por la Celac, el propio Morales criticó el actuar de las autoridades chilenas en el caso.

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: